Aunque muchos conocerán Gambrinus como la franquicia de cervecerías, Gambrinus-Siete Aguas es mucho más que un bar, es un restaurante. Aquí se puede disfrutar de unas buenas lentejas, alubias o un puchero valenciano. Elaboran sus platos con tomates y patatas de su propio huerto ecológico y aceite de oliva de la mejor calidad.

 

El local ofrece comidas y cenas al estilo tradicional. Aquí la cuchara manda. Sus guisos populares son los protagonistas, tanto valencianos como castellanos. Pruébense los gazpachos de pastor con gallina o el arroz caldoso con costilla de cerdo, conejo, rebollones y alcachofas.